Inicio > Noticias principales > Gabe Aguilar visualizó el momento y se le cumplió

Gabe Aguilar visualizó el momento y se le cumplió

Ser jugador profesional es una carrera bastante complicada, sin embargo puede serlo más compleja aun cuando tú estatura es menor a la del promedio de peloteros, sin embargo eso no fue un impedimento para Gabe Aguilar en luchar para cumplir su sueño.

“Como padres de él le dimos la fuerza y estuvimos al lado de él para apoyarlo en lo que era su sueño”, expresó Denise, madre de Gabe.

Aguilar llegó a los Sultanes a mediados de este segundo torneo, en el cambio que también trajo a Félix Pérez al equipo, ambos provenientes de los Rieleros de Aguascalientes. Él es un lanzador zurdo de 5.8 pies (1.76 centímetros), que debutó en la Liga Mexicana de Beisbol en 2017 y lo hizo con el conjunto hidrocálido.

Los parámetros de exigencia de los scouts cada vez son más altos para reclutar a jugadores y la estatura es uno de ellos, sin embargo siempre habrá espacio para jugadores de baja estatura con talento para jugar esta disciplina, el caso de Aguilar es uno de varios.

“Siempre le ha echado ganas y siempre ha tenido obstáculos, pero yo le digo que es la calidad de los pitcheos. Hay lanzadores que tiran más duro que él, pero le digo que se concentre y use su inteligencia porque un buen pitcheo siempre le va a ganar a un buen bateo”, dijo Guillermo Aguilar, padre del lanzador, quien estuvo junto a su esposa apoyando a su hijo en los playoffs.

¿Qué representa para ti estar en una Serie del Rey?
Estar en la Final de la LMB representa toda la fe y la dedicación que mis padres me inculcaron de joven. Sin fe y dedicación nuestros sueños no se pueden lograr. Pueden haber momentos en los que pueda parecer fuera de alcance o inaccesible, pero nunca perdiendo la fe y mantener esa mentalidad dedicada es lo que trae oportunidades para usted. Y eso es lo que tengo aquí una gran oportunidad de ser parte de la historia al ser parte de un gran equipo.

¿Imaginaste estar en un momento como este?
Sí, por supuesto vi este momento. Para ser grande o alcanzar la grandeza uno debe visibilizar el futuro y ser capaz de verse a sí mismo en esos momentos para poder traerlos a la realidad. Antes de tener la oportunidad de ser parte de Sultanes, me vi aquí en Monterrey, en los playoffs, viendo a la multitud de nuestra afición, cuando llego a la loma; es raro decir algo como esto, pero con fe y dedicación creamos el futuro que queremos y deseamos. Aunque todavía no he tenido el privilegio de lanzar en estos playoffs, eso no acaba con mi fe o la dedicación que tengo para béisbol, porque ver a mi equipo, mis hermanos es una experiencia increíble.

¿Cuál ha sido el momento más difícil en tú carrera?

El momento más difícil en mi carrera definitivamente ha sido cuando me rompí el labrum (estabilizador de la cadera) en 2011. Estaba estudiando/jugando por la Universidad de Nuevo México en Albuquerque. Fui difícil porque pocas semanas antes teníamos un “día de scouts” para juniors y seniors. Representantes de los 32 equipos de MLB estuvieron allí. Lo hice muy bien en mi sesión de bullpen, tanto que tuve comunicación con tres equipos. En ese momento me di cuenta y creí que era lo suficientemente bueno para ser reclutado y jugar al béisbol profesional. Dos semanas más tarde, en un juego interescuadras me rompí el labrum. En ese momento pensé lo más negativo, perdí en ese momento la oportunidad de cumplir mi sueño.

Aguilar, que tiene 28 años de edad, jugó por primera vez en un equipo profesional en 2013 con los Winnipeg Goldeyes, equipo de la American Association League. Con ellos estuvo 2013 y 2014, ya que en 2015 fue dejado en libertad. Esta situación no le impidió a Gabe seguir trabajando para continuar con su carrera. (Carlos Suárez)

TE PUEDE INTERESAR...