EL PRIMER JUEGO EN EL PALACIO SULTÁN

El grandioso inmueble atesoró sus primeras historias, convirtiéndose en la obra cumbre del béisbol mexicano

Monterrey, N.L. (www.sultanes.com.mx / Horacio Ibarra) Julio 20, 2016.- Majestuoso y monumental, la casa de los Sultanes celebra hoy el 26 aniversario de haber albergado el primer juego de beisbol profesional en la historia del coloso regiomontano

Sí, los Sultanes de Monterrey jugaron su primer encuentro en el Palacio Sultán, el 20 de julio de 1990, enfrentando a los Tecolotes de los Dos Laredos, tal como lo describe el Quién es quién, o sea el libro de récords de la Liga Mexicana de Beisbol.

El Estadio Monterrey había sido inaugurado el 13 de julio de 1990 con el Campeonato Mundial Juvenil Doble A, evento donde estuvieron Karim García, Roberto Saucedo y Pablo Joel Ochoa como integrantes del seleccionado mexicano, y que tuviera como ganador al representativo de Japón.

uelo históricoFue el viernes 20 de julio cuando los Sultanes de Monterrey jugaron su primer encuentro en el Palacio Sultán, enfrentando a los Tecolotes, equipo manejado por don José Zacatillo Guerrero. Por su parte, los regios eran comandados por Leobardo Figueroa, quien funge actualmente como Director de Scouteo y Desarrollo de la novena regiomontana.

El duelo fue memorable. Atrás quedaba la historia monumental fraguada en el parque Cuauhtémoc de la Calzada Victoria y la más reciente, de sólo 14 campañas en el Cuauhtémoc y Famosa, en terrenos de Cervecería Cuauhtémoc, entonces dueña de la franquicia.

Ahora estaban en un espacio monumental, un escenario grandioso, regio, acorde a las necesidades del equipo de mayor tradición en la República Mexicana.

El encuentro fue algo digno de recordarse y se extendió por 12 episodios, aunque la pizarra marcó diferencia a favor de los visitantes por dos carreras a cero.

Arturo González fue el pitcher abridor del encuentro por el equipo de casa, enfrentando a Ernesto Barraza.

Ídolo inmortalAndrés Mora, el gran ídolo coahuilense que falleciera el año pasado fue el encargado de conectar el primer imparable, con doblete en la segunda entrada, con lo cual, también lo convirtió en el primer jugador que impulsaba carrera.

Arturo lanzó por espacio de 11 entradas y Barraza lo secundó con 10 episodios, sin embargo, el pitcher ganador fue Porfirio Condorito Ochoa en labor de relevo, mientras la derrota iba a la cuenta del puertorriqueño Miguel Alicea, ante una asistencia de aproximadamente 15 mil espectadores en las tribunas.

Al día siguiente, Alicea se convirtió en el primer ganador del pitcheo sultán y el norteamericano Larry See fue el primer bateador sultán en volarse la barda.

Iniciaba sí la historia monumental del Palacio Sultán,  historia de grandes acontecimientos, como el Duelo de Titanes al año siguiente, la Serie de Campeones, la Serie de la Revancha, la Primera Serie y el Juego de Apertura, así como varias Series Finales y Juegos de Estrellas de la Liga Mexicana de Beisbol, así como otros eventos amateurs de carácter internacional que han servido para magnificar la leyenda incomparable del gran coloso regiomontano.